La Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos ha llegado un acuerdo con la Dirección General de Tráfico para que, en el caso de robos y apropiaciones indebidas de vehículos de alquiler, procedan a dar de baja temporalmente el automóvil de forma automática. El procedimiento se inicia con la denuncia ante las Fuerzas de Seguridad del Estado de la sustracción por parte de la empresa, tras lo cual el vehículo entrará en la base de datos del Sistema de Información de Schengen (S.I.S) y traslada a la DGT la orden de dar de baja de forma temporal el vehículo. Este sistema comparte las alertas sobre vehículos robados con las autoridades policiales, aduaneras y de control fronterizo de los países incluidos en el espacio Schengen. El acuerdo, en vigor desde el pasado 18 de mayo, establece que las empresas solo tienen que retirar la denuncia una vez recuperado el coche y la DGT lo volverá a dar de alta en sus registros de forma automatizada.