El negocio de los ‘rent a car’ se prepara para pisar el acelerador en su temporada alta con el maletero cargado de buenas expectativas. Las agencias de alquiler de vehículos esperan que este verano sea, si cabe, mejor que el anterior gracias al tirón turístico de una Costa del Sol con grandes previsiones en cuanto a ocupación. En el primer trimestre de este año, el conjunto de las empresas malagueñas prácticamente ha duplicado las cifras de vehículos adquiridos para renovar sus flotas en comparación con el mismo periodo de 2014. Han sido casi mil automóviles comprados (casi todos turismos) y en más del 80% de los casos las operaciones se han cerrado en marzo, poco antes de la Semana Santa, que tradicionalmente sirve de termómetro para palpar cómo se va a comportar el mercado en verano.

> Ver noticia completa