La Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin conductor (bajo las siglas Feneval) ha hecho públicos los resultados del pasado curso con un ligero repunte de la cifra de negocio. Así, el alquiler de furgonetas baratas en Madrid o el arrendamiento de automóviles en otras ciudades cerró el año con un total de 1.425 millones de euros, lo que supone un ligero aumento con respecto al periodo anterior. En 2015, la cifra total llegó hasta los 1.423 millones de euros. Por lo tanto, y pese al tenue incremento, se puede comprobar que el sector se mantiene estable.

> Ver artículo completo